Saturday, May 2, 2009

La vigencia de Lorca

Ayer asistí al Teatro Nacional de Catalunya y quedé entusiasmada con la excelente actuación de todo el reparto de La casa de Bernarda Alba. El director Lluís Pasqual presenta una realidad metafórica terriblemente actual. Pero esta actualidad viene del texto, de la obra de Lorca. Todas las actrices han interpretado unos personajes que podríamos ser cualquiera de nosotros en el día de hoy. Lorca pone el dedo en la llaga de la sociedad, herida que no ha dejado de supurar con el paso del tiempo. Núria Espert es Bernarda. El afán de querer controlar la vida de sus hijas imponiendo un luto absurdo es justamente lo que hace que éstas vidas se descontrolen a la primera ocasión que se presenta (con la aparición del Romano de turno). En la actualidad, este afán de control, de querer controlarlo todo, se encuentra latente en la sociedad, incluso en el mundo virtual. No es de extrañar que, al igual que las hijas de Bernarda (Angustias, Magdalena, Amelia, Martirio y Adela), las personas busquemos a la desesperada librarnos de esta opresión, sin conseguirlo.
Durante las casi 2 horas de duración del espectáculo, viví aquella tragedia. La puesta en escena permite al espectador entrar en la vida de estas mujeres, las sientes cercanas, sientes su dolor y desesperación. Sientes sus ganas de vivir y de libertad.
Recordé mis tiempos de estudiante universitaria cuando era miembro activo del Teatro Universitario de Trujillo (Perú) e interpretamos Yerma. Recordé los duros ensayos, y las veces que faltaba a alguno. Y sentí nostalgia de aquella época. Y el peso de las cadenas que llevo ahora. Sólo espero no acabar como Adela.

No comments:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Around the world

Nodami's Photobucket

Gary's Social Media Count