Thursday, February 3, 2011

Introducción a la náutica

En enero pasado asistí a una conferencia en el Museo Marítimo de Barcelona sobre tecnología naval, una breve y concisa introducción para el público en general.
El capitán Salvador Molist hizo una comprensiva y entretenida conferencia, explicando las bases que todo marinero ha de interiorizar. Empezó explicando que es muy importante conocer el barco, saber sus límites: qué puede hacer el barco, qué no puede hacer el barco. Hizo una pregunta interesante: ¿tienes dudas en la maniobra?, la respuesta no deja lugar a dudas: no hay duda, si dudas la maniobra no se hace. También explicó que se ha de tener picardía cuando se sale a navegar, además de dar las respuestas a preguntas de examen PER: ¿Cuántas líneas de flotación existen? infinitas!, o ¿qué es la bocina? es el agujero por donde sale la hélice!
Otros temas que aprendí en la conferencia: hay varios tipos de ancla, uno para cada tipo de suelo, y el mapa es la parte plana de la cuña del ancla! es la carta náutica el instrumento que me ayudará a navegar (nada de llamar mapa a una carta náutica!) El cabestrante es donde se atan los cabos... qué más... ah sí cuando sube la presión atmosférica se forma un anticiclón, y cuando baja la presión se forma una borrasca... ahh y las tablas para medir el viento (escala de Beaufort, pregunta de examen PER ¿cuántos grados tiene la escala? 13, el cero también cuenta!!) y las olas (escala de Douglas ¿cuántos grados tiene esta escala? 10, el cero también cuenta!!) ambas tablas son indicativas, se ha de navegar con vector (calculando siempre, se ha de recordar incluir en los cálculos el viento creado por la propia embarcación), siendo muy importante el fetch (número de horas que sopla el viento en una dirección).
Por supuesto, se explicó lo de la señal de socorro, ya no es SOS sino MayDay (se lee mede), de que el canal 16 se ha de utilizar sólo cuando se va a hundir el barco, no para avisar de que hay muertos en el barco, y de que en la actualidad hay miedo. El terrorismo naval es real: un barco con 2000 personas que explota, se ve desde la ciudad y encima corta el tráfico naval. Este es el tema que interesó a la audiencia. Sin embargo yo me perdí con muchos términos náuticos, en esos momentos (cuando se hablaba de esloras, escoras, mangas, imbornales, arrufo, quebranto, hélices dextrógiras, durmientes, etc.) me sentía como el Dr. Maturín mientras escuchaba las explicaciones del capitán Aubrey! Felizmente que tenemos el Lexicmariner, una herramienta muy útil para entender mis apuntes de esta conferencia y prepararme para las próximas, para no perder el rumbo durante las explicaciones!!
Bookmark and Share

No comments:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Around the world

Nodami's Photobucket

Gary's Social Media Count