Sunday, June 26, 2011

Falta de credibilidad

Con el paso del tiempo, me es más difícil depositar mi confianza en las personas. Por ejemplo los políticos y las personas indignadas.
Indignados en plaza Cataluña en Barcelona Sí, yo también estoy indignada. Sin embargo, tengo un límite: mis derechos terminan donde empiezan los derechos de otras personas. Me he paseado por la Plaza Catalunya y, no es que antes fuese muy limpia (las palomas apestan), pero la verdad es que olía mal, y me sentí mal. En la mitad de la plaza habían productos de limpieza, sin embargo... mi naríz me indicaba que no los habían utilizado. Plaza Catalunya sucia Claro, luego vienen otras personas y se llevan una mala impresión del movimiento y de la ciudad. Con prisas cogí unos panfletos para informarme de la acampadabcn y de las asambleas en los barrios (hoy hay una a las 17 horas). Sí, los que estamos en el paro hemos de unirnos y buscar un cambio que nos permita trabajar sin que nos recorten nuestros derechos ni los derechos de las personas que están trabajando. Sí, nos sentimos disconformes con el sistema capitalista actual. Sin embargo, mientras miraba la plaza no pude evitar preguntarme ¿cómo se les ocurre destrozar el ornato de todos? ¿cuándo vamos a aprender que la violencia no conduce a nada? ¿cuánto va a costar al erario público arreglar nuevamente la plaza? Como bien dice la catedrática emérita de economía aplicada Miren Etxezarreta en su discurso acerca de la deuda pública, la deuda privada y el porqué de la crisis
con los recortes ahora los ayuntamientos tendrán menos dinero aún... ¡sí, uno se debe indignar pero sin destrozar la ciudad, que luego no hay dinero para arreglar los desperfectos! ¡La violencia es mala consejera! ¿El sistema político no nos representa? aportemos soluciones, creemos debate (Etxezarreta pone los puntos sobre las íes en el debate del sistema público de pensiones) seamos emprendedores, busquemos trabajo, pero no marquemos con X las gabardinas de políticos (la Sra. Tura no habla de ello en su blog, lástima), o tampoco empujemos ni zarandeemos a los políticos (la entrevista al Sr. Llop, para que cada uno se forme una opinión)... Sí, no creo en los políticos, y menos cuando por miedo a los indignados no se les ocurre nada mejor que llegar en helicóptero a su puesto de trabajo (¿cuánto ha costado el viaje, lo pagan de su bolsillo los políticos o lo vamos a pagar nosotros con nuestros impuestos?)... y encima hechan la culpa a los indignados (los comentarios de éste arículo del País son geniales, vídeo en donde la policía protege a un grupo de "indignados" incluído) . Esa gabardina con la X en la espalda es un objeto de museo, una pieza que dice que sí hubieron políticos que no tuvieron miedo de los indignados y pasaron y llegaron a sus puestos de trabajo. Y cuidado: ese argumento que algunos políticos esgrimen acerca de que "se ha de garantizar la integridad de los diputados"... ¿quién garantiza la integridad de los indignados? ¿qué hace diferente a un diputado de un indignado? que yo sepa ambos se equivocan, y ambos son personas... y ahora no creo ni en la versión de los políticos ni en la versión de los indignados.
¿Qué se puede hacer? Buscar trabajo. Foment del Treball Nacional tiene una revista (que se puede leer en línea, permiten descargar los PDFs) con artículos interesantes que nos pueden ayudar a entender el punto de vista de los empresarios (si estamos en el paro, hemos de buscar trabajo, y o somos emprendedores y creamos nuestra empresa, ergo nos convertimos en empresarios, o nos han de contratar y lo mejor es buscar trabajo en un sector en donde necesiten trabajadores), y también nos pueden guiar en el momento de tomar decisiones (ya sea para buscar trabajo en un sector u otro). Por ejemplo, en el número 2128, el artículo "Las asombrosas pensiones de los funcionarios europeos" denuncian, con nombres y apellidos, el sistema de pensiones de la administración europea. ¿Esto qué me indica? ¿Que yo y muchos indignados, tendremos que trabajar hasta los 90 años (es mi humilde negra predicción de futuro) para pagar las pensiones de unos cuantos políticos que forman parte de esta selecta administración?. No, he de votar por un partido que quiera reformar este sistema de pensiones (Lluita Internacionalista, entre otros), pero no para aumentar años de trabajo, sino para que recorten las pensiones de las altas esferas en la administración (fuera pago de alquileres de oficinas para cada expresidente de la Generalitat, etc.)
¿Qué más se puede hacer? Estudiar. A parte de leer la pizarra de Yuri (aprender de forma divertida), se ha de estudiar. ¿Qué saben los políticos de Macroeconomía, o política económica? ¿Qué se yo de economía? Nada, la verdad, ¿he de pasar 5 años en la universidad? No tampoco, pero hemos de intentar encontrar los medios para entender algo antes de tomar una decisión (en el vídeo de Españistán lo explican de una manera entretenida: ni Aznar ni Zapatero hacen caso del científico que les dice de invertir en I+D, y las personas que ganan un SDM ya podrían haber pensado de que no podrían pagar sus hipotecas, por mucho que "tu amigo el banco" estuviese dispuesto a darte un dinero). Por ejemplo, el blog de Stephen Williamson, es un comienzo, en mi caso. Es por este blog que me he enterado que el Sr. Krugman no es tan ducho en economía como cabría suponer. Y por este blog me he enterado de nuevos conceptos como el Bitcoin. También están los textos académicos, como por ejemplo la Teoría cuantitativa de agregados (Quantitative Aggregate Theory), que así de sopetón no nos dice nada, pero... ¿si os digo que da la fórmula para incorporar la información sobre las personas ( renta, compra de bienes, limitaciones financieras, crisis, cambios en las leyes, etc) a los modelos económicos dinámicos y que ayudaría a tomar desiciones de política económica para salir de una crisis económica? ¿A que ya os entran ganas de leerlo? Pero claro, quienes tendrían que aplicar estos conocimientos serían los políticos que toman desiciones, como la de los presupuestos (motivo por el que los indignados fueron al Parlamento, para impedir que se aprobasen unos presupuestos que recortan el gasto social).
Y no claudicar, por muy mal que esté la situación, luchar de la manera que mejor sepa uno: trabajando, votando, acampando, escribiendo, estudiando.
Bookmark and Share

No comments:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Around the world

Nodami's Photobucket

Gary's Social Media Count