Monday, July 27, 2015

Malaspina: la novela sobre la expedición

¿Quien se iba a imaginar que me encontraría con una lectura tan humana? "La biblioteca del capitán", primera novela de Montserrat Clarós, que ha conseguido que me interese por la expedición Malaspina (la expedición política y científica de las corbetas Descubierta y Atrevida alrededor de los dominios de la Corona durante los años 1789-1794). Mi próxima lectura es el diario del proceso y encarcelamiento de Alejandro Malaspina. ¿Por que? Desde el inicio, el hilo conductor en la historia es la contradicción humana, que vive en carne propia el capitán de navío Malaspina, un gran fan de Newton, un filósofo navegante bajo las órdenes de la corona española. La corte de España le encarga a Malaspina una expedición científica y política por "tierras salvajes"... para luego censurar, silenciar los resultados de la misma. Me gusta esta novela porque es de aventuras, las experiencias de estos intrépidos científicos y marinos (Antonio de Pineda, Tadeo Haenke, Felipe Bauzà, por nombrar algunos científicos que participaron en la expedición) , unas vivencias que te emocionan y te hacen pensar y reflexionar.
La autora utiliza un lenguaje sencillo, cercano, apto para todos los públicos. Y el que quiera profundizar más en el tema, ya sabe dónde ir, al final de la novela nos regala con una breve bibliografía con la cuel se puede ir tirando del hilo de la historia, lo que no se dice en la novela pero está allí. Y si no quieres más, pues te quedas con el poético final de la novela. Esta es una de esas historias que no sólo está llena de emociones, acción y suspenso, sino de carácter humano, y vale la pena disfrutar del viaje por sus profundidades, sondearlo y navegarlo.
La nota curiosa de la historia la pone uno de sus protagonistas, y que pone voz al relato durante la primera etapa de la novela, el pintor José Cardero, marinero de la Descubierta. Este marinero asciende a pintor porque el sevillano José del Pozo (al que habían contratado para este oficio en el inicio de la expedición y recomendado por el oidor de la Audiencia de Sevilla) no hacía su trabajo: no pintaba lo que le decían que tenía que pintar. ¿Y qué le pasó a este pintor de perspectiva? Pues que se quedó en El Callao (Perú) y así fue cómo su espíritu indolente y escaso rendimiento en el trabajo fue transmitido de generación en generación en la escuela de pintura que fundó en la ciudad de Lima hasta que se declaró la independencia del Virreynato y se le acabaron los encargos (el artículo sobre este pintor de Ricardo Kusunoki es muy interesante). A esto es a lo que me refiero con la novela. un personaje desembarca y el otro sigue su viaje. ¿Qué le pasa al que desembarca? Si quieres saberlo, has de buscarte la vida, porque esa es otra historia, otro viaje, que parte de esta novela. La verdad, esta novela nos abre muchos rumbos que seguir, así que continuaremos navegando. Bookmark and Share

No comments:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Around the world

Nodami's Photobucket

Gary's Social Media Count