Thursday, June 26, 2008

Sakura, sakura, sayonara anata...

La técnica de este joven onnagata es buena, casi perfecta... ahora veréis por qué lo digo:

...pura envidia!!! su interpretación es excepcional!!! Ya me gustaría a mí poder bailar así con los abanicos!! se me caen!! por eso cuando bailo uso el truco de tenerlos ya abiertos en el suelo y sólo tengo que bajar bailando y cambiar de abanico!! las trampas que se inventa una para ocultar la falta de gracia en el movimiento!! tendría que practicar más el baile en vez de pensar cómo ocultar mi poca traza!! La voz del enka que se oye es de Fuyumi Sakamoto, y la letra de la canción Yozakura Oshichi, aún no me la han pasado, pero creo que va de una joven mujer que para encontrarse con su amado prenden fuego a una casa y es castigada con la muerte, y así puede ver a su amado en el más allá (y luego decís que yo soy cruel). Y ahora sobre el joven bailarín, Taichi Saotome: es toda una monada!!! Achuchable!!! Lo divertido de su página personal es que en cada imagen suya aparece una palabra: "sample" jajajajaja claro, el original es él!! y no te lo puedes llevar a casa... ¿o sí? mmmm cuando juega con las espadas en plan samurai... eyy que tiene club de fans!! ¿vale la pena el riesgo? Me quedo con mi amado Hyde y sexy Ken jajajajajajaja.

3 comments:

Blue Priestess said...

Bueno...

Aún no me he puesto a descifrar la letra, pero a falta de colgarla en mi página, ilustraré la historia con unas pinceladas...

La canción está basada en la historia real de Yaoya Oshichi, la hija de un verdulero de Edo. Durante uno de los grandes incendios que afectaron la ciudad, ella, juntamente con su padre se refugiaron en un templo en el que se enamoró perdidamente de un joven sacerdote...

La cuestión es que tras aquello y una serie de cosillas, la chica cada día estaba más deseosa de volver a ver a su querido sacerdote. Finalmente, obedeciendo a su caracter impetuoso e irreflexivo, pensó que si provocaba un incendio podría volver a verle.

Así que le prendió fuego a su casa, el fuego se propagó destruyendo entre un tercio y una cuarta parte de la ciudad, y acabó como terminaron los incendiarios, ejecutada.

Por aquél entonces los incendios eran un tema tan grave que estaban penados so pena de muerte. Cuenta la historia que el juez, apiadándose de ella intentó que pasara por menor de edad (a los menores no se los podía ejecutar) , pero ella ratifico de propia voz que tenia dieciséis años y no quince.


'Sakura, sakura, esperarle a él para siempre... es como estar muerta...'

Blue Priestess said...

Para ser más exactos deiría que dice 'es como ser viuda'

XDDD Que alegría se gasta la criatura, verdad?

Por cierto, se me olvidaba comentar una cosa... YA puedes ponerte a ensayar doce horas diarias abriendo y cerrando abanicos, porque cuando te pase cierta cosa estarás deseando imitarlo XDDDD

Nodami said...

Síiii, ya estoy en ello!! abanicos a mí!!! y gracias por la explicación de la letra!! muy interesante! y totalmente de acuerdo, muy alegre no es... y puestos a provocar el incendio, como mínimo que no me pillen en ello, no? jajajajajajaja

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Around the world

Nodami's Photobucket

Gary's Social Media Count